Para poder aprovechar del mejor modo posible las ventajas de sus audífonos, usted necesitará un cierto período de adaptación en el cual aprenderá a dominar a la perfección el funcionamiento de estas maravillas de la técnica auditiva moderna.
Hemos confeccionado para usted un sencillo programa de entrenamiento de 10 pasos. Cada uno de estos pasos es un progreso en el aprendizaje. La mejor comprensión de la palabra le permitirá recuperar la confianza en sí mismo, le dará más seguridad y mejorará su calidad de vida. Recuerde, además, que usted no está solo con su problema auditivo, en todo el mundo, los especialistas adaptan cada día 6 millones de audífonos. En los países industrializados se ha constatado una reducción de la capacidad auditiva en una de cada 10 personas.
Los audífonos se han convertido hoy en verdaderos sistemas de comunicación. Existe en el mercado una amplia variedad de formas, tamaños y colores y con las tecnologías más diversas.

El Placer de Oír Mejor: Un aprendizaje sencillo.

  • Familiarizándose con sus audífonos

    Pasos para familiarizarse con sus audífonos:

    Paso 1: Adquiriendo experiencia
    Haga las primeras experiencias con sus audífonos- cuando todavía le resultan extraños- en el entorno familiar de su hogar. Lea atentamente las instrucciones y comience a conocer las características y el manejo general del aparato. Realice las primeras conversaciones con sus audífonos, en lo posible, con una sola persona. Paso a paso, podrá hacer frente a situaciones auditivas más difíciles. Pero, al comienzo, evite los entornos con ruidos muy intensos.
    Paso 2: Prolongue poco a poco el tiempo de uso de los audífonos
    El primer día no debería usar sus nuevos audífonos mías de una a tres horas. Vaya aumentando poco a poco el tiempo que lleva puestos los audífonos, hasta alcanzar al cabo de pocas semanas el objetivo deseado: usar los audífonos durante todo el día sin sentirlos como un objeto extraño. No olvide que debe llevar puestos los audífonos también en su casa- porque también allí debe poder oír correctamente (el teléfono, el timbre de la puerta, etc.).
    Paso 3: Adapte el volumen de los audífonos a cada situación
    Los modernos sistemas auditivos se regulan automáticamente, después de su conexión, en un volumen agradable y previamente programado. En muchos audífonos modernos ya no es necesario regular el volumen y por eso no tienen selector de volumen. En los aparatos provistos de un control de volumen, no ajuste la intensidad del sonido en un nivel muy alto. Esto distorsionará el sonido en lugar de mejorar la comprensión.
    No trate de comprender voces a través de grandes distancias. Esto tampoco pueden hacerlo las personas con oídos sanos.
    A medida que adquiera experiencia en el uso de sus audífonos, le resultará más fácil adaptar el volumen a la situación auditiva actual.
    Paso 4: El audífono- una parte de su cuerpo
    Al igual que las gafas o las lentes de contacto, también los audífonos y los moldes se sienten al comienzo como objetos extraños. Se trata, sin embargo, de una sensación que desaparece al cabo de un breve tiempo de adaptación. Si tiene problemas, o llega incluso a sentir dolores, acuda inmediatamente a consulta.
    Evite el cansancio
    El gran número de nuevas impresiones auditivas pueden producir cansancio o nerviosismo durante la etapa de adaptación. Para evitarlo, prevea pausas regulares de audición y relajamiento. Puede entrenar la adaptación, pero no forzarla. En la primera etapa es fundamental la actitud positiva y su voluntad para oír y comprender mejor.
    Aprenda a oír con atención
    Con sus audífonos usted puede oír mejor, comprender y hacerse comprender en muchas situaciones, aun en entornos muy ruidosos. Sin embargo,  debe seguir oyendo con atención y concentración- porque precisamente donde hay mucho ruido, incluso las personas sin problemas auditivos deben esforzarse para comprender lo que desean e ignorar lo que no quieren oír.
    Es posible aprender a oír con atención. Cuando empiece a usar sus audífonos, debe tratar de identificar conscientemente cada sonido que no logra comprender.
    Concéntrese para comprender sólo aquellos sonidos y voces que desea verdaderamente oír en ese momento. Si está rodeado de ruidos y sonidos diferentes, ejercítese dirigiendo su atención de un sonido a otro y viceversa.
    Debe acostumbrarse a su nueva voz
    Como los micrófonos de los audífonos también procesan su propia voz, ésta le resultará algo extraña al comienzo. Sin embargo, es importante que aprenda a oírse correctamente para controlar y mejorar su pronunciación y la intensidad del sonido de su voz.
    Paso 5: Control de los ruidos perturbadores
    El mundo está lleno de ruidos fuertes. El oído sano puede atenuar los ruidos perturbadores y filtrar sólo los deseados. Pero si usted sufrió durante mucho tiempo una pérdida auditiva no corregida, habrá perdido esa facultad. Con sus audífonos, oirá de repente ruidos que ya había olvidado: el tictac del reloj, el crujido del papel, el golpeteo de los tacones en el piso, el canto de los pájaros, la risa de los niños jugando… Lógicamente, no todos los ruidos son agradables.
    Usted puede volver a adquirir la capacidad de suprimir los ruidos molestos. Si se encuentra en un entorno ruidoso, concéntrese en aquellos ruidos que desea oír y trate de suprimir los otros ruidos. Ejercite esta facultad intensivamente, buscando cada vez más situaciones de este tipo.
    Paso 6: Participación activa en discusiones
    También las personas sin problemas auditivos tienen problemas de comprensión cuando en una discusión varias personas hablan todas al mismo tiempo. En una conversación, trate de reducir al máximo la distancia que le separa de la persona que habla y de concentrarse exclusivamente en lo que ésta dice. A medida que adquiera más experiencia con el uso de sus audífonos, podrá dominar sin problemas este tipo de situaciones.
    Paso 7: Visitas a edificios públicos
    El teatro, la iglesia, las salas de conferencias y otros locales similares suponen un gran desafío para los portadores e audífonos. Lo mejor es sentarse allí donde la acústica es mejor. Normalmente, esto es adelante, en el centro, no demasiado cerca del orador, pero teniendo contacto visual con su rostro.
    Paso 8: Ver televisión y escuchar radio
    Ejercite lo siguiente:
    No trate de comprender cada palabra. Concéntrese más bien en el contexto general. Al cabo de poco tiempo, podrá comprender lo que se dice sin grandes esfuerzos. En situaciones de este tipo puede resultar útil un aparato adicional apropiado; durante la consulta le podemos asesorar.
    Paso 9: Consejos para hablar por teléfono
    Como usuario de audífonos, usted cuenta con varias posibilidades para mejorar la comprensión y la audición al hablar por teléfono. Durante la consulta, se le asesorará gustosamente acerca de cuál de los siguientes ejemplos es el más apropiado para usted:
    El micrófono del audífono
    Muchos usuarios de audífonos logran una buena calidad sonora si colocan el auricular directamente junto al micrófono incorporado al audífono. En los aparatos retroauriculares, el micrófono se encuentra en el extremo superior de la oreja y en los intracanales en el sector del canal auditivo. Si oye un silbido (acoplamiento en reacción), retire un poco el auricular del micrófono. Para hallar la posición ideal para percibir y comprender mejor la señal, puede probar la posición del auricular llamando a un servicio telefónico (por ejemplo, la hora, el pronóstico del tiempo, etc.).
    La bobina telefónica incorporada
    Muchos audífonos retroauriculares y algunos intracanales tienen una bobina telefónica incorporada. Esta se puede activar manualmente con la posición “T” en el conmutador del aparato  o a través del mando a distancia.
    Con la bobina telefónica se recibe una señal electromagnética. Para ello debe tener un teléfono que, además de la señal acústica habitual, también emita una señal electromagnética. Si su audífono tiene incorporada la bobina telefónica (posición “T”), el micrófono del audífono está desconectado y usted sólo puede recibir la señal del teléfono en su audífono.
    Bluetooth
    Los aparatos modernos ya tienen la opción de recibir, por medio de un accesorio, la señal de los teléfonos que tienen la característica de Bluetooth.
    Paso 10: El hombre tiene dos oídos
    En caso de sordera binaural, y si el especialista no recomiendan lo contrario, se usa por regla general un audífono en cada oído.
    Esta adaptación estereofónica brinda al portador de audífonos una mejor calidad auditiva, precisamente porque tenemos dos oídos. Esto es así no por un simple capricho de la naturaleza.
    Necesitamos ambos oídos para localizar la dirección de un sonido  y, sobre todo, para tener una sensación “espacial” al oír. Esta audición espacial nos permite filtrar la voz de nuestro interlocutor de entre un sinfín de ruidos que nos rodean. Gracias a la adaptación estereofónica de los audífonos, la comprensión le resultará más fácil en entornos ruidosos. Solicite una información detallada durante la consulta, durante la cual se le aconsejará competentemente y le dirá si una adaptación estereofónica es conveniente o no para usted.

    Para el éxito de una adaptación de audífonos, estas primeras experiencias son determinantes. Si sigue paso a paso este programa podrá aprovechar al máximo todas las posibilidades que ofrece la moderna tecnología de los sistemas auditivos. Le recomendamos, una vez más, que siga al pie de la letra las instrucciones que recibió con sus audífonos. Si tiene preguntas o problemas, diríjase a nosotros, sabremos cómo solucionar su problema.

  • Funcionamiento y Cuidado de Sistemas Auditivos

    Un buen asiento es importante.

    Existen dos razones- una acústica y otra anatómica- por las cuales un audífono debe ser adaptado perfectamente para que se asiente bien en el conducto auditivo.
    Razón acústica
    Un audífono puede provocar un acoplamiento de reacción, o sea un silbido desagradable. Esto ocurre cuando el audífono no está bien asentado y la señal amplificada regresa al micrófono. Para poder oír bien y cómodamente, la correcta fijación del audífono en el conducto auditivo es fundamental.
    La razón anatómica
    Si un audífono no está bien asentado, puede salirse del oído al masticar, bostezar o hablar porque la forma del conducto auditivo se modifica con los movimientos de las mandíbulas. Puede comprobar esto poniendo un dedo en el canal y abriendo y cerrando después lentamente la boca.

  • La Protección Natural del Tímpano

    Cómo el Tímpano se protege:

    El tímpano es una membrana extraordinariamente sensible para la cual la naturaleza previó distintas protecciones:
    Cerumen
    La parte exterior del conducto auditivo contiene glándulas sebáceas y sudoríparas que producen una sustancia cerosa conocida como cerumen (cerilla), encargada de fijar en ella bacterias y polvo. El cerumen se produce sólo en el tercio anterior del conducto auditivo y, a medida que aumenta su cantidad, va avanzando hacia el exterior hasta llegar a la salida del conducto auditivo. Si su producción de cerumen es excesiva y llega a causar tapones, recurra a su médico.
    Cabellos de la oreja
    La parte exterior del conducto auditivo está recubierta con cabellos muy finos. Estos forman una especie de cortina que protege el tímpano del polvo y la suciedad. Las partículas del polvo o las bacterias que penetran a través de esa protección son retenidas por el cerumen.
    Conducto auditivo
    El tímpano está protegido también por la curvatura del conducto auditivo. Por su forma, éste impide que puedan penetrar objetos extraños en el oído y dañar el tímpano.
    Cerumen y audífonos
    Probablemente, cuando use por primera vez un audífono, le parecerá que tiene un objeto extraño dentro del oído. Pero esta sensación desaparecerá al cabo de un breve tiempo de acostumbramiento. Algunos aparatos están equipados con un filtro de cerumen que impide la penetración de cerumen en el audífono. Esto es necesario porque la composición química del cerumen puede dañar las piezas electrónicas del audífono.
    Si la salida del sonido está tapada con cerumen, el sonido se percibirá amortiguado o estará completamente bloqueado.

  • El Cuidado de sus Audífonos

    Consejos útiles para cuidar sus audífonos

    Los audífonos actuales son duraderos, fáciles de usar y seguros. No obstante, algunas precauciones le asegurarán que sus audífonos funcionen sin problemas durante muchos años.

    1. Mantenga limpios sus audífonos. Asegúrese de que sus dedos están limpios y secos antes de manejar sus audífonos. La entrada del micrófono es sólo una décima parte de un milímetro y puede obstruirse fácilmente.
    2. Evite fuertes sacudidas y golpes. Póngase o quítese los audífonos sobre una superficie blanda (cama o sofá).
    3. Proteja sus audífonos del calor. No deje nunca sus audífonos expuestos a altas temperaturas. Protéjalos de la luz directa del sol (en casa o en el coche por ejemplo) y no los deje cerca de radiadores.
    4. Proteja sus audífonos de la humedad. Quítese los audífonos antes de ducharse, bañarse o nadar. No los deje en el baño cerca del agua donde podrían dañarse. Seque en el interior y alrededores de los oídos regularmente. La humedad y la condensación pueden dañar el circuito del audífono. Le recomendamos dejar abierto el portapilas durante la noche y utilizar productos de limpieza que con mucho gusto puede adquirir en nuestras oficinas.
    5. Mantenga alejados sus audífonos de niños y animales domésticos. Los perros se irritan con el silbido del audífono y además se sienten atraídos con el olor de sus dueños, a menudo el resultado puede ser un audífono mordisqueado. Las pilas son tóxicas! Consulte inmediatamente a su médico en caso de ingestión.
    6. Evite el contacto con cosméticos o lacas para el cabello. Las finas partículas de maquillaje o sprays pueden obstruir fácilmente la entrada de audio. Quítese los audífonos antes de aplicarse estos productos.
    7. Limpie cuidadosamente sus audífonos. Utilice paños suaves y secos. El alcohol, disolventes u otros líquidos de limpieza pueden dañar el circuito electrónico.
    8. Higiene de los oídos. Asegúrese siempre de que sus oídos están limpios. Si su audífono suena bajo, puede ser debido a que el filtro de cerumen esté obstruido por cera o suciedad. Puede adquirir productos de limpieza especiales con nosotros.
    9. Mantenga sus audífonos en un lugar seguro. Si no usa sus audífonos, guárdelos en el estuche de protección o en una caja especial. Quite las pilas si no va a usar sus audífonos durante mucho tiempo.
    10. Traiga siempre a reparar sus audífonos con nosotros. Simplemente tocando los micromecanismos o el sistema electrónico se puede realizar un daño irreparable.
  • Cuidado de Audífonos Intrauriculares

    Limpieza y cuidado de sus audífonos intrauriculares

    1. Durante la consulta se  le dará información específica para limpiar sus audífonos y podemos recomendarle un kit de limpieza especial.
    2. El agua y disolvente de limpieza pueden estropear o dañar el circuito electrónico. Utilice un paño seco y suave para limpiar los audífonos cuando se los quite.
    3. Elimine cualquier acumulación de cerumen a diario. Cuando utilice un utensilio para quitar el cerumen, como por ejemplo un cepillo, limpie siempre el audífono desde abajo. Esto evitará partículas de cera o suciedad en el interior del audífono.
    4. Si su audífono suena bajo, puede ser que el filtro de cerumen esté obstruido.

    Nota: los audífonos intrauriculares son particularmente sensibles al daño causado por la cera, humedad o suciedad. Esto se debe a que el circuito electrónico está integrado en la carcasa.

  • Cuidado de Audífonos Retroariculares

    Limpieza y cuidado de sus audífonos retroauriculares:

    Limpie el molde a diario. Séquelo con un paño seco y suave y compruebe siempre que la entrada del molde no está obstruida con cera. Una entrada obstruida no dejará que el sonido llegue  a su oído.
    Por favor, acuda con nosotros si:

    • El molde le causa molestia o dolor
    • No puede quitar la cera del molde
    • El codo se vuelve amarillo o quebradizo
    • El audífono silba haciendo imposible ajustar el volumen correcto
  • Recomendaciones importantes

     

    Separe siempre el molde del audífono antes de lavarlo. El audífono no debe entrar nunca en contacto con el agua. Antes de volver a ponérselos asegúrese de que estén completamente secos.

    Desperfectos: posibles causas y soluciones

    Volumen bajo

    • Pila con carga baja- Reemplácela por una nueva
    • La salida del sonido está obstruida con cera- límpiela con un cepillo pequeño.
    • Entrada de micrófono obstruida- por favor, acuda a consulta.

    El audífono pita en el oído

    • El audífono no está bien introducido en el oído. Inténtelo de nuevo.
    • El audífono está en el oído equivocado- cámbielo.
    • El ajuste del audífono queda demasiado alto- por favor, acuda a consulta.

    El audífono no funciona

    • No hay pila o está colocada erróneamente- inserte una pila nueva y verifique que está puesta correctamente.
    • El  portapilas no está cerrado- ciérrelo.
    • La pila está sucia- limpie la superficie de la pila.
    • La pila está agotada- cámbiela.
    • La salida de sonido del aparato esta tapada con cera- límpiela con un cepillo pequeño.

    El audífono se resbala o se sale del oído

    • El canal del oído está húmedo o sucio- seque el audífono y su oído con un paño suave y seco.

    El audífono le hace daño en el oído

    • El audífono no está bien colocado- quíteselo y vuelva a insertarlo. Si el problema persiste, acuda a consulta.

    Es difícil insertar el audífono

    • Ponga una pequeña gota de lubricante no irritante en el dedo y extiéndalo por el canal auditivo antes de ponerse el audífono. Asegúrese de que no entra lubricante ni en la salida ni entrada de audio.

    Importante
    Si las sugerencias mencionadas no resuelven su problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Contáctenos

[contact-form-7 id=”5941″ title=”FAQ Form”]

[/contact-form-7]